10.EL MEJOR COMPAÑERO.

De los creadores de :  ” tu no tienes ninguna posibilidad, ” ahora llega , “si ves, te lo dije”.

El ginecólogo me recibió diciendo: ” Y que estás embarazada , si ves, te lo dije “.  Lo miré con cara de WTF y a la vez con la decisión de no debatirle nada a este personaje, preferí pasar como la paciente ingenua y  olvidadiza. En el curso de esta consulta médica,  se dispuso muy minucioso a  tomar signos vitales  tales como  frecuencia cardíaca, pulso, tensión arterial, palpación de abdomen. Luego de esto y en sus genuinas palabras dijo: Si. Estás en estado de preñez.  Confirmó el embarazo. No sin dejar de advertir que teníamos el obstáculo debido al mioma instalado en mi útero. Pero que llevara todo en la máxima calma posible.

Inicié el control prenatal con consulta por nutrición, medicina general, exámenes de laboratorio, invitación a curso psicoprofiláctico, prescripción de hierro estreñidor, obsequio de un cobertor anti-mosquitos para instalar en la cama. La enfermera  del programa prenatal quien al leer detenidamente la historia clínica tal vez le pareció muy uterotópica ( digo yo )  me remitió a consulta por psicología,  aunque me pareció una medida un tanto innecesaria, pudo mas la curiosidad por saber que me dirán en una consulta como esa, decidí asistir.

Una vez en psicología, yo esperaba reposar en el famoso sillón abullonado de los psicólogos en los que te relajas y hablas de modo catártico. No había sillón. La psicóloga escuchó atentamente toda la historia relatada por mi  en modo resumido y en modo alta IE (inteligencia emocional), ella hizo algunas preguntas, tomó apuntes en un formato, siguió escuchando, se mostró receptiva, atenta , compasiva y solidaria , no emitió ningún tipo de diagnóstico psicológico o que se yo, ni tampoco me dió un  consejo para aplicar, pero hizo algo que superó mi expectativa sobre esta consulta. Ella se levantó de su escritorio, le habló a la enfermera remitente y logró que yo pudiera acceder a   la consulta ginecológica  antes de lo planeado , es decir fuí atendida de nuevo por el ginecólogo en menos de 2 días. ¿El mismo ?. Si, el mismo creador de la frase tu no tienes ninguna posibilidad, el mismo que confirmó el embarazo, y cuya  prescripción fue tomarlo en calma, me ordenó realizar una ecografía y el examen sanguíneo de  la hormona gonadotrópina coriónica sub unidad Beta cuantitativa, la llamaremos  beta , una vez por semana. Esto con el fin de hacer seguimiento al desarrollo del embarazo.

Primera ecografía de seguimiento:

El mismo consultorio oscuro, frío y silencioso donde había estado para el diagnóstico del mioma, para la ecografía de control post tratamiento hormonal, el mismo radiólogo que parecía padecer de amnesia temporal , pues me hizo múltiples preguntas y yo relatando toda la historia por enésima vez , haciendo ver que la intención de esa ecografía era hacer seguimiento al embarazo,  todo esto mas  su  cara con ceño fruncido repitiendo y repitiendo movimientos explorativos en mi interior con la sonda del ecógrafo , componían la escena.

Todo seguía en silencio, y a la par de los movimientos  que ya empezaban a hacerse incómodos, repetía la pregunta ¿ usted está embarazada ?, fijé mi ojos al techo del consultorio y en mi mente seguí cada uno de los movimientos en mi vientre en una especie de compás para amenizar el silencio de la habitación.

Finalmente, el radiólogo rompió su silencio y empezó con la  descripción que yo no olvido , pues la escuché un  sinnúmero de veces, tal como sigue:

Útero aumentado de tamaño debido a gran mioma intramural…

Mi pensamiento era, ¿y el bebé?.

El mioma rechaza en forma importante la cavidad endometrial en sentido anterior…prosiguió el doctor.

Yo con los ojos cerrados, pensaba sin hablar. ¿ y el bebé?

No se evidenció saco gestacional.

Concluyó la ecografía.

Quiere decir que el útero estaba muy grande por causa del mioma , que a su vez desplazaba el interior del útero hacia un lado , y no vió al bebé.

Dejé de notar su ceño fruncido y ahora su cara reflejaba algo de  pesar, encendió las luces del oscuro consultorio, se quitó sus lentes, nos miró a los ojos y  en ese momento nos habló del único procedimiento con el que se podía retirar ese gran intruso apoderado de mi útero y de mis esperanzas, nos dió el nombre del especialista experto y terminó diciendo: ese mioma grande se debe retirar primero de tu útero, eso impide todo. Realízate la embolización y si algún día llegaras a quedar embarazada, entonces veremos.

Salimos del lugar y un abrazo fue el mejor compañero del silencio que había entre los dos en ese momento.

 

 

 

 

 

 

 

One response to “10.EL MEJOR COMPAÑERO.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s