DE PERLAS.

En las paredes se encuentran los retratos de rostros sonrientes de hijos y nietos que, aunque en tierras lejanas, viven por siempre en el hogar que los vio crecer. En la sala de estar, un estante lleno de porcelanas que parecieran recrear la escena de un elegante recital de ballet y en el corredor, el cuadro de las murallas de su Cartagena natal,  me conecta con su amor por la familia y su ya casi diluido acento costeño.

Una bandeja de plata adornada con un tapete tejido transporta el té de cítricos que me ha ofrecido y cada rincón de la casa transmite paz como a cuenta gotas. No puede haber mejor ambiente para conversar con una mujer que se la ha pasado “de perlas” en su vida. Al fondo se escuchan los pasos de alguien con la misma calma y paz de los rincones de la casa, al parecer  está laborando en algo, es su esposo y compañero.

__¿Cómo le fue hoy en su juego ? Le pregunto.

__Muy bien, hoy perdí 3000 pesos. Responde con risas.

__¿Y como están sus amigas ? Por que ya lo son. ¿No es así ?

__Si, ya son 30 años de juego.

En esas épocas en las que las esposas de los trabajadores de la industria del petróleo se congregaban en el club. Se reunían no menos de 120 mujeres para jugar al póker, la 21, escaleras, la 51, entre otros juegos de mesa. Hoy día quedan 7 mujeres que convirtieron esas tardes de juegos en toda una tradición. Sin duda, son tardes en las que la pasa de perlas con las chicas.

—¿ Por que quedan tan pocas mujeres reuniéndose ?

 —Es que ahora las mujeres trabajan.

Las innumerables tardes de juego, anécdotas compartidas, montones de risas, temas de familia y los lazos de amistad, son razones de peso para que la Sra Merce llegue a la conclusión de que esas tardes con las chicas de jugar y jugar la 51, son una  verdadera terapia para ella y es aquello de lo que nunca se retirará, y de su querida Cruz Roja.

Como olvidar el día que estando en misión, en esos viajes casi interminables, se vieron en la necesidad de hacer una parada en la única casa que encontraron en medio de la polvorienta carretera, para pedir prestado un baño, fueron recibidos por una familia compuesta del padre, la madre y sus 5 hijos, alegres de recibir a los más famosos visitantes que ellos hayan podido recibir en su casa en años, a los voluntarios de la Cruz Roja. Para ella ese día fue memorable. Ese día vió la pobreza de frente.

Con el corazón conmovido regresó a casa con la firme disposición de recolectar ropa, zapatos, entre otros y despojarse de algunas cosas para hacer una donación, además ordenó en cajones todas sus cosas de valor, tomando en sus manos el cofre que contenía una de sus joyas mas valiosas, sus perlas, pensó “A la primera de mis hijas que se case, le voy a regalar este collar de perlas”. 

Un collar precioso de una sola vuelta de perlas blancas genuinas y que había comprado con los frutos de su trabajo absorbente y arduo como bacterióloga en el hospital de la ciudad, en tiempos en los que no había instrumentos automatizados, ni reactivos listos para uso, sin software, ni mucho menos seguridad y salud en el trabajo, y que ella solía lucir en todos los eventos y festejos a los que iba con su esposo, en sus viajes y reuniones, las perlas que engalanaban sus momentos. Y como ella misma dice :

––las perlas me dan elegancia, señorío y decoro.

Hoy en día las perlas son joyas afortunadas que pueden pasearse sin prejuicio entre la elegancia y  la informalidad, acompañan a una mujer no solo en su señorío, sino también en su jovialidad, pues son un accesorio que puede resaltar la elegancia de un vestido de fiesta tanto como la informalidad de un outfit casual.

Las perlas dan nueva vida a unos zapatos customizados, son el encanto de unos tacones y puedes decretarle oficialmente el antes y el después a un jean decorado con perlas.

Las perlas pueden ser las amigas de nuestra infaltable camisa blanca básica, esa prenda que tiene algunos toques de masculinidad, pero que se deja combinar estupendamente con ellas y obtener un resultado sencillamente encantador con unos hermosos labios rojos nada más, nada menos.

f35384ddedb7da7775a151fc1dc27ed7

Y para las amantes empedernidas de las perlas, aquellas cuyo apetito voraz pareciera nunca ser saciado, aquellas que usan perlas solo por el placer de decirle al mundo “esta soy yo” (Rhianna y J. Lopez ), quiero decirles que ustedes son comparables a la Anna Bolena moderna, puesto que desde tiempos antiguos si había una mujer mas amante de las perlas esa era ella. Otra amantísima casi freaky de las perlas es Camila Parker, con sus famosos chokers.

La mujer profesional vistiendo su outfit de oficina, en los días de reuniones de socios y a la vez de recitales en el colegio de sus hijos, dando el toque perfecto de delicadeza usando un cuello camisero lleno de perlas, un pantalón clásico, blazer y estiletos.

 

Como olvidar a nuestra querida Anne Hathaway en El diablo viste a la moda cuando nos atrapó con su historia y su outfit compuesto por zapatillas negras con medias veladas, una minifalda en pliegues con camisa básica blanca, un saco ajustado al cuerpo que permite resaltar cuello y puños de la camisa para complementarlo con un largo collar de perlas.

2c28d84a8e0c0b07378d942904a81428

 

Y ni hablar de aquellas chicas que siguen tutoriales y DIY, para customizar su propia chaqueta de jean con perlas y orgullosas del resultado final, pueden sentirse como la mujer maravilla, y a luchar por la justicia, con un diseño personalizado por ellas.

4687bc9a5ea54f3e450fc14f59000800

Las perlas también tienen un pasado negro, están involucradas en la desdicha de una novia,  porque a alguien se le ocurrió decir aquel agüero que ha quedado en el dicho popular de que no se deben incluir perlas en el ajuar de la novia, por que son de mala suerte.

0258bdf6412b920fa4e07314ccb2792e

En muchas mas ocasiones las perlas se hacen presentes en la vida de una mujer, tal vez esta hermosa joya nos plantea una valiosa lección que tiene mucho que ver con su proceso de formación. Y es que las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño se introduce al interior del molusco y este como resultado cubre el cuerpo extraño con el nácar y al cabo de un periodo variable la partícula termina cubierta por una o varias capas de nácar formando una perla, tardan aproximadamente 10 años en formarse. El molusco cubre cada partícula hasta formarse una hermosa y brillante pieza usada ampliamente alrededor del mundo para resaltar nuestra belleza y estilo.

¿Puedes hacer que lo que ingresa en tu interior se convierta en una hermosa joya de tu personalidad? ¿Cúales son tus perlas?

¿Qué tipo de combinaciones puedes hacer con tus outfits con perlas?

Un día, la Sra. Merce se saturó por tanto trabajo sin descanso, llevaba 3 años sin darse unas vacaciones, tomó algunas de sus joyas, las vendió, le dijo a su esposo que cuidara de los niños, llamó a su amiga y juntas se fueron a pasear por San Francisco, Estados Unidos. Fue una de las experiencias que ella mas recuerda por que nadie le quieta su bailao. Más momentos de perlas para atesorar.

¿Cuáles son esos momentos en los que te la haz pasado de perlas ?

 

 

 

 

 

 

One response to “DE PERLAS.

  1. Hola Daya, que hermosa historia, me encantó, porque aprendí acerca de la perla; te puedo decir que últimamente he tenido ciertos acontecimientos desagradables, comentarios inesperados y hoy he visto que los convertí en unas hermosas perlas para mí vida. Gracias, por compartir hermosa reflexión de vida. Bendiciones

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s