Monthly Archives: agosto 2018

6 de la mañana, se abre tempestivamente la puerta de la habitación de hospital y entra el ginecólogo (famoso por su frase “cuando toca, toca “). Yo me encontraba muy alerta pues se trata de una de las visitas mas esperadas del día. Por su manera de entrar percibo que se mueve entre  una gran dosis de energía o una gran dosis de prisa, veo su rostro y le apunto a que se trata más de prisa que de cualquier otra cosa.

––Buenos días ¿Cómo se siente ?

––Buenos días doctor. La verdad me siento muy mal, el dolor está apoderado de mi.

__ ¿ Tiene fiebre ?

__Si señor, la fiebre está haciendo una especie de montaña rusa conmigo.

Y sin decir palabra, el ginecólogo sale de la habitación y con él también se escapa un poco la esperanza sobre el infierno no resuelto que se está viviendo en mi útero y hasta mas. He pasado 4 días en el cuarto de hospital, he recibido 2 dosis de antibiótico por día y ese mismo número de días que no se lo que es masticar o disfrutar un alimento o al menos beber un vaso de agua. Read Full Article