embarazo

Cristalinas lágrimas rodando por las mejillas y sus manos hacia arriba en señal de agradecimiento al recibir la primicia del embarazo. (madre)

Rostros llenos de brillo y felicidad en la pura emoción de convertirse en tías por primera vez. (hermana y cuñada)

Gran emoción y cercanía lograda después de varios años de trabajo, como si esta noticia fuera lo que faltara para afianzar la relación. (compañeras de trabajo)

La experiencia de un retiro de mujeres, un fin de semana de ejercicio espiritual intenso, sin reloj, sin smartphone, sin redes sociales, ni mensajes instantáneos, solo con la pura esencia de compartir con mas de 50 mujeres de diferentes edades y testimonios tan únicos y especiales, todas ellas compartiendo grandes cantidades de caricias a la panza expandida, tan esmeradas y dispuestas a brindar su atención preferencial y ayuda, todo por que se me ocurrió expresar un poco de cansancio. Igualmente aquella hermosa mujer que pareciera que ella se hubiese puesto la misión de servir de sostén al estar de pie, al sentarme, si iba , si venía etc. Ella en su auto impuesta misión fue una especie de lazarillo o soporte en toda la experiencia del retiro.

Al entrar por la puerta de una oficina, una mujer se aproximó tan pronta y enérgicamente para abrir la puerta por la cual yo estaba pasando, me recibió con una amplía sonrisa y con tal gesto de cortesía aún sin conocerme y a tal punto enternecida fijando su mirada en mi vientre.

Con el permiso y la confianza que nos brindó el perinatólogo, hemos decidido continuar con los planes que teníamos desde mucho antes para nuestras vacaciones. Un viaje en crucero por el Caribe y las Antillas mayores, en mi 4º mes de gestación. Evitamos una larga fila de ingreso al puerto de anclaje de mas de 700 personas, pues la mujer organizadora tomó mi brazo y me condujo de manera que esperar para nuestro ingreso preferencial y prioritario fue cuestión de algunos minutos.

Coincidimos con una mujer Brasileña y su esposo, quienes con la misma edad gestacional estaban también a bordo y sin importar la barrera del idioma, logramos comunicarnos  a cerca de nuestro embarazo, las vacaciones, aniversario y luna de miel, género del bebé y de el trato preferencial a bordo mediado por mujeres en los diferentes servicios.

Una mujer que ha convertido tu panza en una especie de amuleto o talismán con suspiro y cerrada de ojos incluida.

Múltiples mensajes en el whatsapp tras la actualización de estado con las fotos de nuestro fin de año en familia y 1 día completo de estar offline, todos con comentarios, emoticones, mensajes de felicitaciones y notas de voz de mujeres emocionadas de ver mi embarazo mostrado con un lindo vestido rojo.

Al caminar por la calle, con outfit de mujer embarazada trabajadora, ya es usual que mas mujeres que transitan cerca a mi, me sonrían como si me conocieran, como si de una amiga se tratara y ver sus caras sonrojadas y conmovidas.

Mujeres mayores que me llenan de sus muchos consejos de madre de experiencia, sus tips, remedios caseros y sobre todo de sus advertencias y cuidados de la época.

En un club de mujeres emprendedoras, una chica se acerca a mi, me sonríe y me dice:

––WOW, tu embarazada. ¿ Y en este tipo de espacios ?

En ese mismo club, otra mujer me vió entrar al salón y en automático, retiró su bolso de la silla al lado de ella , me llamó con cara de piñata y me hizo el gesto de que me sentara a su lado, acto seguido charla va, charla viene. Y empieza un contacto nuevo.

Un sin número de historias personales contadas con renovada emoción, reviven sus propios embarazos, los trasnochos, la lactancia, las emociones, los sacrificios de los primeros meses, la crianza, el primer hijo vs el segundo hijo. etc. Y te cuentan todo para compartir su experiencia contigo y una que otra lección valiosa.

Una cena por cada mes de gestación, una cita sagrada, imperdible con esa amiga que gracias a tu embarazo se hace mas cercana, mas dulce, mas amiga que nunca antes, la luz tenue del pub estilo urbano, un delicioso plato gourmet y la mas amena conversación cargada de sentimientos tan propios de una que se deleita tanto en ser mujer como en ser madre.

Gracias mujer jefe, que haces posible todos los permisos laborales para cumplir con las citas de control prenatal, exámenes de laboratorio, ecografías y demás.

Vecina amable, que ofreció cuidar a la bebé para cuando yo esté agotada y desee tan solo dormir y dormir.

Regalos, regalos y mas regalos han llegado de sorpresa de las personas mas inesperadas en amistad y en expectativa por la llegada de la nueva integrante de la familia.

Las mujeres de la familia y algunas amistades se desataron a hablar de los mas hermoso de la experiencia de ser madre en la tarde de chicas que hemos tenido con ocasión del baby shower.

Cierto día, me dirijo al salón de conferencias de la empresa donde laboro, con la sana costumbre de escuchar una capacitación, el salón esta oscuro y acto seguido están todos los compañeros y compañeras reunidos para mi baby shower sorpresa.

Recibir la gentileza de aquella mujer con 2 niñas y su arsenal de información para  convertirse en mi mentora y referente en el objetivo de la lactancia exitosa.

La frase de moda: Estás muy bonita.

Sin proponerme, he sido la protagonista de una serie de emociones, reacciones, gentilezas, cortesías, detalles, abrazos, sonrojos, sonrisas, ayuda, generosidad, cuidados, sorpresas, amistad, apoyo, palabras positivas y experiencias, de muchas  mujeres.

En la familia, en las amistades y mas allá, es como si mi red de personas  se pudiera ampliar de una manera insospechada gracias a mi gran panza expandida. Aunque al principio me sorprendió la experiencia totalmente nueva, cada vez que la vivía a diario y recibía más y más esa generosidad a manos llenas entre las mujeres, me fui apropiando de ese fluir de energía y me convertí en receptora de todos y cada uno de los gestos por pequeños y sencillos que fueran, sin importar que vinieran de aquella anciana solitaria, o de la mujer que sólo hasta mi embarazo se percató de mi presencia, de la que va a prisa por la calle y sonríe, hablando por celular, esto lo recibí y acepté para llenarme de mas energía vital, quise recibir toda esa cortesía a favor de sentir el apoyo y la ayuda de cada uno de esos corazones conmovidos por un embarazo.

He sido testigo que las mujeres si somos generosas las unas a las otras, que las mujeres si nos apoyamos y que las mujeres si podemos ser muy corteses y amigables entre nosotras. Las mujeres si sabemos lo que es nuestra esencia y eso, un embarazo hizo que lo conociera muy de cerca, una vez experimentado esto, es algo que nunca quisiera dejar perder o diluir de mi vida, de mi modo de actuar o de mi modo de interactuar con otras mujeres.

Y toda aquella mujer inspirada para apropiar todas estas y muchas mas vivencias a su estilo se haría un valioso auto regalo, a donde quiera que vaya, sea por un bien común, sea por un impulso individual, el hecho es que las mujeres si nos ayudamos las unas a las otras.

Gloria Vanderbilt dijo una vez:  Siempre he creído que el éxito de una mujer no puede sino contribuir al éxito de otra mujer “

Victoria Pynchon, columnista de la revista Forbes dijo: ” Ponga a una mujer constructora de redes en cualquier sala, en cualquier lugar, en cualquier momento, y antes de que se dé cuenta, las oportunidades de trabajo, de servicio, de apoyo, de empleo, de inversión y un nuevo servicio de limpieza comienzan a brotar como semillas en una secuencia fotográfica ”

Kelly Richards dijo: ” Estamos programadas para conectarnos y formar alianzas, para cooperar y colaborar y apoyarnos mutuamente”

He sido testigo que las mujeres si actuamos en código de ayuda.

20190428_151336

 

 

Voy, vengo, camino las calles de la ciudad en mis tennis fuscia favoritos, me debato entre la automotivación y la rutina en el empleo, es infaltable una copa de vino tinto con brochetas de fresas y chocolatina un viernes en la noche, me inscribo en esa clase de fit combat a la que tantas ganas le tenía, salto, corro, bailo, viajo. No hay rastros de dolor, no hay agotamiento, ni catástrofes sanguinolentas, no mas panty-pañal, la menstruación es una maravilla de la naturaleza. Lee el artículo completo

Por siglos, uno de los oficios mas populares que se le ha atribuido al tiempo es el oficio de curandero, esta importantísima labor de sanador se la juega de manera mas impetuosa  en los sentimientos que aquejan a nuestro corazón, aunque el tiempo como curandero es muy eficiente ha necesitado aliados para llevar a cabo su tarea de sanar, puedo decir que tras largas horas a solas con el ( mi corazón) he notado que este valiente y bien dotado órgano ha hecho otra de sus valiosas alianzas, la ha hecho con la paciencia. Si, se ha unido a  la paciencia como una amiga persistente y asertiva, extrayendo  de ella dosis extras para dotarte de esa capacidad de permitirte sentir, sanar,  volver a sentir, aceptar y seguir.

como_sanar_un_corazon_roto

Lee el artículo completo

El atardecer caía con un resplandor cálido, las nubes teñidas de un tono rosa-grisáceo dibujaban una tarde perfecta. En la pradera jugueteaban cerebro y corazón, divirtiéndose hasta mas no poder.

––Esto de ser amigos me encanta. Dijo el entusiasmado corazón.

––A mi también. Tu me ayudas , yo te ayudo. Dijo el cerebro.

––Siento más coraje y más fuerza, mi latir está acelerado.

––Creo que gracias a ese latir, yo disfruto de más oxígeno.

––Sonríe amigo, quiero una selfie contigo.

Lee el artículo completo

La brisa era impetuosamente deliciosa, el sol salía como una candente caricia, mis pies descalzos se relajaban con la arena y jugueteaban con ella, las olas  refrescaban mis tobillos  y en su ir y venir se abría paso el sentimiento de plenitud que me produce el mar. Minutos mas tarde en medio de este éxtasis, pienso en el fondo del mar y su multitud, descubro el temor que me produce su profundidad y tal como las olas, surgen emociones en mi a modo de vaivén.

Comparo el vaivén de las olas con el corazón y su dinámico fluir de emociones. Así como una ola no es igual a otra, tal cual sucede en el corazón, existen un sinnúmero de movimientos en su infinita gama de emociones y contrastes. Aún con sus diferentes matices, existe algo que es constante, algo que prevalece y lo invade, eso es la abundancia de amor e ilusión.

Tanta es esa abundancia que sin importar si reside en el fondo o en la superficie del corazón, es capaz de hacerse notar a donde quiera que vayas, con quien estés, no le importa si le das permiso para mostrarse; incluso es tan fuerte esa habilidad del corazón que algunas veces simplemente te domina y te lleva a estados que nunca habías experimentado, estados que no necesitan ser publicados en una red social , ni necesitan un gran número de  “me gusta”, estados que te impregnan el alma y te hacen ser tu mejor versión. No cabe duda que el corazón se la juega para transfigurarte y envolverte en su arte de amar. Se hace evidente en tu semblante, en tus palabras , actos y hasta en tu risa. Hablo de  semblantes delatores y recuerdo inmediatamente a Catleya, ella es de esas amigas que llevan 50 primaveras cultivando muy bien su jardín y como si fuera poco, poseen un afinado radar de estados.

— ¿Que te hiciste ? ¿Acaso uno de tus famosos spas faciales ? Pregunta ella.

–Si siempre. ¿Por qué ? Respondo.

–¡Te ves radiante¡  ¡Parece como si hubieses tenido mi sagrado día¡

–” Mi sagrado día ” ¿Qué es ?  Cuéntame de que se trata.

Lee el artículo completo

Aceptando que el gran mioma se llevara todo el protagonismo de la ecografía y con la conclusión que no se evidenciaba el saco gestacional,  me fue realizada en términos un poco urgentes la beta, esta hormona sería  la encargada de darnos mas luces de lo que estaba sucediendo.  El resultado,  la beta estaba en aumento y según su cuantificación me ubicaba en un embarazo de 6 semanas.

Esto era lo que necesitábamos  para entrar en modo calma y dulce espera, para recargarnos de  nuestras respectivas provisiones de esperanza, de modo que nos dure al menos  8 días más,  hasta realizar de nuevo el seguimiento al embarazo.

Empieza la batalla, a un lado del cuadrilátero estaba el cerebro, muy bien entrenado,  tenía todos los argumentos preparados  y con toda su racionalidad a flote, del otro lado estaba  el corazón, auténtico, deseoso y  sensible, descubriéndose a si mismo como un órgano mas ensanchado y robusto , albergando  un sentimiento diferente que le permitía abrirse paso ante el cerebro y dar la lucha.

Lee el artículo completo